Cómo ver las tendencias turísticas

en Blog, Empresas & Economía, Tendencias, Turismo

Cómo anticipar el turismo y aprovechar sus tendencias.

acticipar tendencias de turismioSiempre, en cada ciclo económico, algo cambia. Muchas o pocas cosas. Pero con esta crisis un importante factor –la menor disponibilidad de renta para gastar en ocio- desencadena la necesidad urgente de revisar muchos negocios.

 

[tooltip text=»
Take advantage of this changing time. Get informed and be curious about new consumer trends, where do new niches show up, and what will they want to buy. If you are able to stay on top of this changes, you will be on top of your competitors as well.
«] English summary [/tooltip]

 

Ni siquiera los escritores de ciencia ficción habrían dicho hace diez años que hoy todos tendríamos un teléfono móvil, o acceso desde casa a una biblioteca de información ilimitada y actualizada como es Internet. Los alimentos transgénicos eran algo de laboratorio, y el esquema social basado en la familia clásica empieza a coexistir con más variedades. Hace apenas cien años que el hombre voló por primera vez con cierto control, y hoy tenemos el problema de la chatarra espacial.

 

Semejantes cambios económicos, sociales, políticos y tecnológicos afectan necesariamente a los hábitos de consumo. Estamos saturados de información, nos interese o no. La vida hoy es mucho más compleja por la cantidad de opciones que ofrece, y cada vez hay más personas que se sienten bloqueadas e incapaces de decidirse.

 

Esto es particularmente notorio en el campo de ocio y el turismo. No hace tanto tiempo que en España teníamos solamente dos canales de televisión, unos pocos cines en cuyas carteleras las películas duraban muchos meses, el único teléfono era el de casa, y la oferta de restauración se limitaba a bares, cafeterías, restaurantes tradicionales y alguno italiano o chino como opción exótica.

 

En el caso de que lo que estemos pensando es irnos de vacaciones, la cantidad de opciones se multiplica. Ya no se trata solamente de la elección clásica entre playa o montaña. Ahora hay muchas playas y muchas montañas, cerca o a un salto en avión con un precio razonable. Y nos podremos alojar en hoteles con y sin encanto, de más o menos estrellas, normalitos o de autor, apartahoteles o casas rurales, bungalows o modernos campings. Incluso podemos intercambiar casa con alguien del país que nos interesa visitar. Según la omnipresente publicidad, cualquier elección supondrá un empacho de experiencias, emociones y sensaciones que sin duda dejarán marcada nuestra vida. El viaje de aventura o el turismo activo son modas crecientemente populares. Y si lo que queremos es sentirnos útiles, tampoco faltan ofertas de voluntariado costeándose uno mismo el viaje y con frecuencia también la estancia para ayudar a los países en vías de desarrollo.

 

Desde este punto de vista, parece obvio que montar un negocio en el sector del Ocio y el Turismo va a ser una opción profesional segura, y así llegamos al día de hoy con una situación de casi saturación de marcas, destinos, establecimientos, ofertas innovadoras y cualquier forma imaginable de pasar el tiempo. En épocas de bonanza todo es fácil porque hay clientes para todos. Con un poco de actividad comercial y de marketing al inicio es suficiente. Pero cuando hay menos pastel a repartir, la rentabilidad de cada establecimiento baja y  no todos sobrevivirán. Ha llegado la crisis económica.

 

Toda época de dificultad trae consigo un elemento de selección natural. El más capaz de conservar o renovar su clientela se mantendrá, y quien no sepa diferenciarse para ser escogido de entre la competencia, cerrará. Un hotel o un restaurante que haya tratado a su clientela casi con la punta del pie, que haya abusado de los precios, que no haya invertido en ponerse al día, lo tiene difícil. Los clientes recordamos cómo se nos ha atendido, y no volveremos a aquellos lugares que no supieron estar a la altura de las expectativas.

 

Como en tantos otros aspectos de la vida, desde conducir un coche hasta llevar la economía doméstica, la clave de poder depender de uno mismo es la previsión. Gobernar es prever. Es saber anticiparse a las modas y tendencias y así estar preparado para satisfacer la demanda de los “nuevos” clientes. Es estar dispuesto a experimentar, y preparado para fracasar en algunos de los intentos sin que ello suponga ningún desánimo general ni castigo para quien tuvo la idea fallida.

 

Hay dos tipos de empresario: el que espera a sus clientes y el que sale a buscarlos. El primero es reactivo, depende totalmente de las circunstancias, y tiene poco control sobre sus futuros ingresos. El segundo es el que termina dominando a la competencia, diferenciándose de ella y a veces marcando tendencia. Es el que en ocasiones aparece en los medios de comunicación generalistas o especializados como el que ha hecho algo distinto, el que ha sabido conectar con una nueva tendencia de consumo. Este segundo tipo de empresario no descuida los detalles, al tiempo que está muy atento al mercado y a los nuevos nichos y tipos de clientes que aparecen. De estos, algunos son efímeros y otros seguirán vigentes un tiempo. Es el empresario previsor que ve más allá del día a día.

 

No se trata solamente de innovar en Ocio y Turismo porque esté de moda. Ya no es una opción. Se trata de saber estar al día de los cambios y novedades para ampliar nuestras líneas de negocio y clientes potenciales.

 

Por cierto, ¿sabe a qué nos referimos –y perdón por tanto anglicismo- cuando hablamos de “Dinks”, “Ninjas”, “Lohas”, “Cocooning”, “Singles”, “Turismo Diesel”, “Slow Travel”, “Downgrading”, “Carbon-Zero Impact”, o sencillamente ir de “Glamping”?

Si no lo sabe, habrá que pensar en ponerse al día. Y hoy, mucho mejor que mañana.

Los futuros clientes esperan al primero que sepa verlos.

 

Imagen: sntgmdm

(Visto 120 veces, 1 solamente hoy)

3 Responses to Cómo anticipar el turismo y aprovechar sus tendencias.

  1. Felicitaciones: Muy buena Publicacion de inovacion empresarial sobre el turismo y que bueno con este tipo de comentario que hicite:
    Se trata de saber estar al día de los cambios y novedades para ampliar nuestras líneas de negocio y clientes potenciales.
    Saludos:
    Deivis

    • Alberto Losada Gamst dice:

      Estimado Deivis

      Gracias por tu comentario.

      Partiendo del supuesto que las empresas se crean para ganar dinero y generar riqueza, a veces me sorprende cómo muchios empresarios son ciegos a las oportunidades que da el futuro inmediato. Me refiero a los que ya están con su negocio en marcha, aquellos que en su momento diseñaron un esquema económico y que con demasiada frecuencia se ciñen a él.

      La información sobre tendencias y modas es la materia prima para crear nuevas áreas de negocio. O para reorientar una empresa que no va bien. Pero esa materia prima no vale de nada si detrás no hay una voluntad de usarla. Y el por qué hay escasez de esta voluntad daría pie a otro artículo.

      Un saludo,
      Alberto Losada

  2. […] Identificar a los clientes presentes y futuros. Saber qué es lo que la gente compra para poder ofrecérselo. En qué condiciones, con qué características y a qué precio. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.