Ventana de Johari en Publicidad

en Blog, Empresas & Economía, Sin categoría, Tendencias

La Ventana de Johari en Publicidad

La Ventana de Johari en la publicidadLa desconfianza generalizada supone un importante obstáculo a la mejora de la situación económica. Es malo partir de la idea de que nos intentan engañar. Así que vamos a ver una forma de analizar esta desconfianza.

 

[tooltip text=”
Not trusting the messages from companies or politicians as general rule is a healthy habit for people. And a really bad indicator for the economy´s recovery.The Johary Window technique helps us analyzing why this lack of trust and how to fix it .”] English summary [/tooltip]

 

Ya, ya. Que este blog trata de innovación práctica y no de teorías curiosas o rebuscadas que luego convierten en un libro de autoayuda. Lo sé. Como también sé que es bueno tener herramientas para acompañar nuestros juicios al criticar una situación y nuestras propuestas para resolverla. Y me he decido a jugar con este interesantísimo concepto.

 

¿De qué trata eso de la Ventana de Johari? Pues es una técnica para conocer mejor los procesos de la interacción humana en función de lo que sabemos de nosotros mismos y lo que los demás saben de nosotros. Cómo la información sobre las personas fluye entre ellas y en qué medida son conscientes  de este fenómeno y afecta a su relación. Para explicar por qué unas personas generan más confianza que otras sin razón aparente.

 

Desarrollada en 1955 por dos psicólogos norteamericanos  llamados Joseph Luft y Harry Ingham, se utiliza mucho en coaching para ayudar a que cada uno tenga una idea más real de cómo es y cómo se le percibe.  La teoría de la Ventana de Johari sostiene que los rasgos de la personalidad de todo individuo se reparten en cuatro áreas. Son:

  • Abierta: rasgos conocidos por los demás y de los que es consciente el individuo.
  • Ciega: rasgos que los demás conocen pero de los que uno no es consciente.
  • Oculta: lo que sabemos de nosotros mismos pero que los demás ignoran.
  • Desconocida: en ella están aquellos rasgos presentes en nuestra personalidad pero que nosotros mismos desconocemos y que los demás tampoco ven.

 

¿Y para qué sirve? Pues para mejorar las relaciones entre grupos. Especialmente entre equipos que trabajan juntos ya que promueve el aumento de confianza entre sus miembros al conocerse mejor a sí mismos y a los otros. El objetivo es aumentar la parte “pública” sin dar una información demasiado personal.

 

 

Uno de los problemas que tenemos hoy es la desconfianza. Que sumada a los cientos de miles de posibles conexiones con personas o entidades, y multiplicada por el millón  de mensajes publicitarios que recibimos anualmente, nos fuerza a la subida de barreras y filtros para no enloquecer o ser despojados de todo lo que tenemos. ¿Qué querrán en realidad? ¿Por qué parece tan divertido hacerte amigo del Facebook de una tienda de repuestos de coche o de un supermercado? ¿Cómo pueden ser “rentables” las vacaciones que ofrecen unos grandes almacenes? ¿Poniéndome esa colonia me haré una máquina de ligar? ¿Qué me quiere colar en realidad el sonriente candidato que me promete poco menos que el nirvana si le voto? ¿Por qué el interior de todas las casas de los anuncios es blanco y los padres parecen por edad los hermanos mayores de los supuestos hijos? ¿Chicas modelo de unos 25 años anunciando cremas anti-age? Hmmm. Seguro que hay gato encerrado.

 

Y lo hay. Vaya que si lo hay. Más nos vale investigarlo para saber si lo que nos cuentan realmente nos conviene. Con frecuencia uno piensa que el hecho de desconfiar de los mensajes publicitarios es uno gran obstáculo para la lucha contra la crisis. ¿Cómo puede vender una empresa si el primer desafío de su publicidad es la falta de credibilidad? A este respecto recomiendo la lectura del artículo “La marca a través de La Ventana de Johari”.

 

Hace tiempo que decidí enseñar a mis hijos a ver los anuncios. De un modo crítico y pensando en lo que realmente ofrecen. ¿Qué relación hay entre el mundo ideal que nos muestran y la realidad que vivimos? ¿Es posible que gracias al oxígeno activo la ropa salga más limpia de la lavadora y por tanto la familia se sienta más feliz? No puedo evitar que se aprendan las canciones, pero creo que he conseguido esa visualización crítica para que se puedan defender de tanto asalto publicitario.

 

La revisión de una situación para mejorarla pasa siempre por su análisis previo. Y creo que la Ventana de Johari es una herramienta interesante para este estudio.

 

De modo que, contada la teoría de un modo sencillo, vamos al juego. Propongo que a la hora de ReThinkear una situación apliquemos esta técnica. Como por ejemplo a un político mediocre o a una empresa que va de lista.

 

POLÍTICO MEDIOCRE[tabs slidertype=”top tabs”] [tabcontainer] [tabtext]Area Abierta[/tabtext] [tabtext]Area Oculta[/tabtext] [tabtext]Area Ciega[/tabtext] [tabtext]Area Desconocida[/tabtext] [/tabcontainer] [tabcontent] [tab]Buen rollo, campechano, preocupado por el paro, solidario.[/tab] [tab]Ganarse comisiones, acaparar poder para ganar más comisiones, ocultar su inutilidad.[/tab] [tab]Codicioso, ávido de poder, amante del coche oficial, mediocre y trepa.[/tab] [tab]Las circunstancias sacarán a la luz rasgos buenos y/o malos del político mediocre.[/tab] [/tabcontent] [/tabs]

 

 

EMPRESA QUE VA DE LISTA[tabs slidertype=”top tabs” auto=”no”] [tabcontainer] [tabtext]Area Abierta[/tabtext] [tabtext]Area Oculta[/tabtext] [tabtext]Area Ciega[/tabtext] [tabtext]Area Desconocida[/tabtext] [/tabcontainer] [tabcontent] [tab]Solidaria, innovadora, ecológica, obsesionada por el bienestar de sus clientes y persiguiendo la excelencia. [/tab] [tab]Aumentar márgenes, moderar la calidad, prescindir de los que saben pensar.[/tab] [tab]Cara, poco cercana, anticuada y con marketing hiperbólico.[/tab] [tab]La crisis la va descubriendo poco a poco. Sobre todo gracias al fluir de la información por Internet.[/tab] [/tabcontent] [/tabs]

Probad a hacerlo. En mi caso, la reflexión utilizando la Ventana de Johari aplicada a políticos y empresas me pareció un interesante ejercicio para valorar la confianza del objeto estudiado… y sus puntos de mejora.

 

¡Adelante!

 Imagen: Collectors Weekly

(Visto 211 veces, 1 solamente hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.